Por: Miguel Yáñez Hernández (@miguelayh) – agendachilena.cl

A 16 años de ser condecorado con el Premio Nacional de Literatura, el poeta Raúl Zurita Canessa fue notificado por el Ministro de Cultura, Ernesto Ottone, como el acreedor del Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda 2016, el segundo galardón literario de mayor importancia en nuestro país.

“Estoy sin palabras. Muchas gracias a cada uno de los miembros del jurado y a usted Ministro, es realmente muy, muy emocionante. Lo recibo con mi pensamiento puesto en los jóvenes y nuevos poetas chilenos y latinoamericanos, quienes están abriéndonos al mundo, y pensando en que la poesía es posiblemente la voz más profunda del pueblo chileno”, señaló el artista al momento de recibir el llamado desde La Sebastiana.

El escritor de las obras «Purgatorio» (1979), «Anteparaíso» (1982), «El amor de Chile» (1987), «La vida nueva» (1994), «Zurita» (2011), entre otros, es el cuarto chileno en recibir este reconocimiento por parte del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA) al «autor o autora que posea una reconocida trayectoria y que su trabajo sea una entrega notable al diálogo cultural y artístico de Iberoamérica». Carmen Berenguer (2008), Óscar Hahn (2011) y Nicanor Parra (2012) completan esta prestigiosa lista.

El también ingeniero civil en estructuras, es considerado como uno de los más trangresores de la literatura iberoamericana, siendo parte del Colectivo de Acciones de Arte (CADA), organización que utilizaba el arte como arma de lucha para enfrentar la Dictadura Militar. La temática política se convirtió en el eje fundamental de sus líneas, una de las más sobresalientes del género en nuestro país.

El jurado se compuso por Naín Nómez, Cristián Warnken, Mercedes Roffé, Jorge Boccanera y Roberto Echavarren, quienes justificaron el premio a Raúl Zurita «por la dimensión estética y política de su obra, destacando entre otros aspectos la trascendencia de su poesía, a través de la cual se expresan las distintas voces de la historia latinoamericana reciente y una vivencia telúrica y alucinada de la geografía americana, mediante una escritura innovadora, que retoma y reelabora los puntos clave de la tradición cultural occidental. Desde Neruda ha habido pocas figuras en la poesía chilena de estas últimas décadas que haya llevado la poesía y la historia latinoamericana a un horizonte tan extremo”.

El galardonado recibirá un diploma, una medalla y 60 mil dólares.

Print Friendly, PDF & Email