«Señales», el cortometraje grabado íntegramente por videollamada, que retrata el abuso doméstico en cuarentena

Clara (Josefina Montané) lleva varios meses en confinamiento solitario, y se ampara en una terapia online mientras imparte cursos de cocina. Una de sus alumnas, Ivonne (Loreto Aravena), es una joven retraída y misteriosa. Su extraño comportamiento levanta sospechas en Clara sobre lo que realmente ocurre en el hogar de su alumna.

Inspirado en hechos reales, «Señales» es un buen ejemplo de cómo se puede hacer cine en cuarentena. Dirigido por Iñaki Velásquez y protagonizado por Josefina Montané y Loreto Aravena –junto a María Olga Matte, Darko Peric y Constanza Carpinello–, fue estrenado este martes 23 de junio a través de la cuenta de Instagram del director.

El proyecto nació cuando Iñaki Velásquez y Pin Montané comenzaron a trabajar en varias ideas de guiones. Estaban a punto de grabar un cortometraje cuando llegó la pandemia. «Nos dimos varias vueltas. Me comentó sobre una historia real de abuso doméstico y cuando leí el guión estaba convencida de que esa historia teníamos que contar (…) Es importante visibilizarlo y dejar que los espectadores seamos testigos de una realidad como el abuso doméstico, sobretodo en tiempos de cuarentena», explica la actiz.

«Es una temática muy latente en Chile y América Latina. Los números de violencia son demasiado altos. Me parece que es un aporte, instalar la temática y abrir la discusión. Sirve para que otras mujeres puedan ver lo que está pasando», agrega Loreto Aravena.

En tanto, Velásquez añade que «yo tenía ganas de hacer un corto donde Pin pudiera mostrar su rango actoral, y a partir de eso, junto con las ganas de poder seguir creando ficción a pesar del confinamiento, nació esta idea. Nos inspiramos en un caso real, donde una mujer llamó a carabineros pretendiendo pedir una pizza, para denunciar a su abusador».

El elenco cuenta con seis actores y el coro ocurre entre videollamadas. Todos grabaron desde sus propias casas con sus celulares y un computador ocupando la aplicación de ZOOM. Él les envió el vestuario y las luces para armar cada set.

«Con Iñaki hablamos harto sobre cómo nos afecta el encierro, sobre la salud mental en cuarentena. Y eso mismo quisimos construir con mi personaje. Tiene una historia detrás muy interesante que hoy, en el encierro, la hace cuestionarse varias cosas que no sabe cómo canalizar (…) Es una temática que hay que conectarse, lo cual es difícil. Pero es el mejor desafío. Trabajamos directamente con Iñaki, que es el director, que me conoce hace mucho tiempo y sabe perfectamente lo que me puede pedir. Es un trabajo de confianza» complementó Montané.

«El gran desafío fue la dirección de actores. Un rodaje normal tiene desafíos como la iluminación, la coreografía de planos, los emplazamientos de cámara. En este caso, el corto es sólo diálogo y actuación. Por eso, para mi como director lo más difícil era lograr dirigir a los actores sin estar presente en las videollamadas. Con Pin Montané tuvimos trabajo previo desde febrero, hicimos muchos ensayos, fuimos definiendo al personaje, para que al momento de grabar la videollamada fuera fluído», indicó el realizador.

«Desde que vi ‘Corazón Valiente’ y ‘Forrest Gump’, sé que quiero hacer cine. El futuro no lo sé, hoy solo vivo el presente», remató la protagonista.

Sobre Agenda Chilena 1098 Artículos
Plataforma dedicada exclusivamente a la cobertura y difusión de la industria cultural, deportiva, mediática y musical chilena.