Desde los 12 años, David Reinoso comenzó a desarrollar su gusto por la pintura influenciado por su abuela materna. Si bien siempre estaba con un lápiz en la mano dibujando en cada momento de su tiempo libre, a los 13 años inició su gusto por la guitarra inspirado por su grupo preferido en aquella época, Nirvana. Años más tarde, compuso las primeras canciones, y de adulto decidió ser estudiar ingeniería, profesión que ejerce paralelamente a su otra pasión: la pintura.

Sus obras son una explosión de color que transmite espontaneidad y fuerza y permiten visualizar una íntima conexión entre la emoción y el pincel. Desde esa propuesta personal, ha realizado numerosas exposiciones colectivas e individuales, nacionales e internacionales, dentro de las últimas destaca Spectrum Miami 2019 y art New York 2021.

Hoy, cuenta con su primer trabajo musical publicado en todas las plataformas de música: «Cuerdo», un EP de tres canciones en estilo rock, funk y punk, que lanzó bajo el nombre artístico de Bracazo. «Principalmente me considero un amante de los instrumentos de bronces, es ahí cuando me alejo del rock e intentó ingresar a algo más similar al funk; sin embargo, toda la música parte a través de los riff de mi guitarra, siempre el centro de la música parte a través de la guitarra, a esto se le une el bajo, batería, la letra, los bronces y teclados», comenta el pintor y músico.

En esta obra se unen por primera vez su amor por el pincel y la música, ya que la portada del disco corresponde a una de sus pinturas titulada «Marina desde el fondo».

Cabe destacar que en él también participa el músico nacional Francisco González, ex Lucybell, quien fue parte importante del proceso de pre-producción musical de «Cuerdo». Según relata el mismo David Reinoso, Francisco «trabajó conmigo en la pre-producción de varios track de este EP, y me ha apoyado desde mis inicios, con análisis y arreglos musicales, me inspiró a atreverme».

Print Friendly, PDF & Email