Fue antes de un viaje hacia nuestro país, cuando el compositor peruano Augusto Polo Campos vio a su ex mujer en la calle, cuyo rechazo y sonrisa burlona por parte de ella lo inspiró para escribir una canción que continuaría en el avión. La tituló «Cariño Malo» y es todo un clásico de la música latinoamericana.

A causa de complicaciones derivadas de la diabetes que padecía, el artista falleció ayer miércoles en Perú a los 85 años. Quien popularizó esta canción, lanzándola a la fama, y que en los primeros meses superó las 500 mil copias vendidas, fue la cantante chilena Palmenia Pizarro, quien a través de una declaración expresó que «siento un dolor profundo en estos momentos por la pérdida de este gran amigo y compositor peruano a quien le agradecí toda mi vida el haber tenido el privilegio de ser la primera cantante en grabar el original de esa, hoy, immortal obra».

El tema llegó a sus manos en un cóctel homenaje al autor ofrecido en el Consulado de Perú, instancia en la que se conocen y este le cuenta la historia tras esta obra, que posteriormente, la canta a capela. «Fue en mayo de 1964, un mes después que él, personalmente, me la entregó, que la grabé, para la que entonces era mi compañía de discos. El éxito del vals fue tan grande, que artistas como Olga Guillot y Sara Montiel hicieron sus propias versiones, entre muchas otras. Hoy, son cientos de cantantes los que la han grabado y la incluyen en su repertorio. Estoy segura que Chile, mi país, lamenta profundamente su partida. Maestro Polo Campos, descansa en paz. Seguire cantando el «Cariño malo» y muchas de sus obras, hasta que Dios así lo quiera», agregó.

Print Friendly, PDF & Email