«La Cordillera de los sueños», dirigida por Patricio Guzmán, triunfó en la categoría «Mejor Película Latinoamericana» en la 36° edición de los Premios Goya, que tuvieron lugar este sábado en el Palau de les Arts de Valencia, y que es entregado por Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España. La producción nacional se impuso a sus pares «Canción sin nombre» (Perú), «Las siamesas» (Argentina) y «Los lobos» (México).

Se trata de la tercera parte y final de la trilogía sobre nuestro territorio y la memoria, que comenzó con “Nostalgia de la luz” y siguió con “El botón de nácar”. En tanto, la cinta recientemente galardonada, se concentra en nuestras cumbres.

“En Chile, cuando el Sol se levanta ha debido escalar colinas, paredes, cumbres, antes de alcanzar la última piedra de Los Andes”, destaca una sinopsis personal escrita por Guzmán. “En mi país la cordillera está en todos lados, pero para los chilenos es tierra desconocida. Luego de haber ido al norte y al sur he querido filmar de cerca esta inmensa columna vertebral para develar los misterios, reveladores potentes de la historia pasada y reciente de Chile”.

Debido a la contingencia sanitaria, el realizador no pudo estar presente en la ceremonia de premiación. Sin embargo, envió agradecimientos de manera remota desde su residencia en París, Francia. «‘La Cordillera de los sueños’ es una película prospectiva, adivina un poco lo que iba a pasar en Chile y nos da luces sobre nuestra extraña historia», señaló el connotado director.

De esta manera, la cinta suma así otro reconocimiento en su circuito cinematográfico, tras obtener anteriormente el premio L’oeil d’or al mejor documental de Cannes, además de una nominación a los César en Francia y la selección en festivales españoles como San Sebastián.

Además, «La Cordillera de los sueños» es la quinta producción chilena en conseguir un premio Goya, luego de que lo hicieran «La Frontera» (Ricardo Larraín) en 1991; «La Buena Vida» (Andrés Wood) en 2008; «La vida de los peces» (Matías Bize) en 2010; y «Una mujer fantástica» (Sebastián Leilo) en 2017.

Josefina Undurraga, directora ejecutiva de la Academia de Cine de Chile, expresó que «nuevamente nuestro cine pone el nombre de Chile en lo más alto, y es un nuevo recordatorio del talento y trabajo de sus realizadores y realizadoras en un medio muy precario. Nos emociona particularmente el reconocimiento a uno de los más grandes cineastas de nuestra historia, y estamos orgullosos de nuestra joven Academia y sus miembros, quienes tuvieron la visión de elegir esta película para representar a Chile en los Goya. Celebramos también el gran trabajo de la productora Alexandra Galvis, junto a quien sacamos adelante la campaña para estos premios».

Por su parte, el ministro (s) de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Juan Carlos Silva, indicó que «estamos felices y celebramos con orgullo que este contundente documental nacional haya obtenido este galardón. No solo es un reconocimiento al talento de Patricio Guzmán, a su sensible mirada y su manera tan única de analizar la historia del país, también nos da cuenta de la calidad y la solidez del trabajo audiovisual que se realiza en Chile. Como Ministerio de las Culturas hemos entregado un merecido apoyo para la realización de la cinta y también para su campaña durante la nominación. Esto demuestra que hemos acertado en apostar por esta y otras cintas que han consolidado al audiovisual como uno de los sectores con más aumento de presupuesto en los últimos años».

Print Friendly, PDF & Email