Ignacio Agüero estrena documental “Nunca subí el Provincia”, el encierro a través del recuerdo y la imaginación

“Nunca subí el Provincia” es un film que narra la relación de Ignacio Agüero con la esquina de su casa, donde la construcción de un edificio sobre la panadería más antigua del barrio ha contaminado la vista que tenía del cerro Provincia en la Cordillera de los Andes. El relato transcurre a través de cartas manuscritas que el director escribe a una joven cineasta. Más que un documental, esta obra es un ensayo de sensaciones, recuerdos y momentos, y como el mismo Agüero asegura, “una meditación y una carta en sí misma”.

Se trata de un documental de autor, acaso el más íntimo de Agüero, que transcurre dentro de su casa de toda la vida, proponiendo una mirada desde su hogar hacia la vida allá afuera: los vecinos que caminan, las calles, hasta llegar a la cordillera. Este enfoque adquiere especial significado hoy, cuando producto de la pandemia, las personas viven confinadas en casa, desde donde conciben su realidad y el entorno.

Al respecto, Ignacio Agüero comenta que “la película delimita el espacio y calcula los metros desde la casa a la esquina, a la Virgen del Cerro San Cristóbal, a la plaza, al cerro Provincia, a la casa donde viví de chico, etc. Mide la distancia entre el yo y el mundo, estableciendo un modelo de la realidad de cada cual (…) También propone expandir el espacio a través del recuerdo y la imaginación, y de ese modo viajar a otros lugares, otros continentes y también a otros tiempos”. De esta forma, la película invita a la retrospección, que se identifica con la sensación que deja la cuarentena, cuando se han cerrado las puertas al mundo público y social, para dar paso a una vida puertas adentro, más solitaria y reflexiva.

A través de las imágenes fuera de casa, Agüero relata la transformación del barrio, y cómo la nueva arquitectura y negocios casi no dejan rastro de lo que había años atrás, cuando la comunidad y la vida transcurrían dentro de una manzana. Así, los relatos de viejos vecinos del barrio dan cuenta de esta nostalgia y son un enriquecedor complemento del documental. Además de imágenes actuales, aparecen en la película registros y descartes de documentales anteriores del director, así como antiguos videos domésticos. Agüero profundiza que “lo que la película hace es confundir los tiempos. Para eso es el cine”.

El documental se encuentra disponible desde este jueves 20 de agosto a través de miradoc.cl, que alojará todas las plataformas para verlo en Chile, Latinoamérica (excepto Brasil) y Estados Unidos. La película ha obtenido reconocimientos como el Grand Prix International Competition (Fid Marseille, 2019); el Premio María a Mejor Película Internacional (Festival Internacional de Cine de Cali FICCALI, 2019) y Mejor Largometraje Competencia Latinoamericana (Festival Internacional de Cine Mar del Plata, 2019).

Sobre Agenda Chilena 1170 artículos
Plataforma dedicada exclusivamente a la cobertura y difusión de la industria cultural, deportiva, mediática y musical chilena.