En estricto rigor, Gypsy Kids, es un sello factoría de música e ilustraciones infantiles. Sin embargo, la dupla compuesta por Juan Pablo «Gypsy» Cabellos, en dirección y producción, y Pato Romo, en ilustraciones y diseño, resulta también una banda de música que tuvo la idea de tomar canciones emblemáticas de Los Prisioneros y llevarlas a sonidos infantiles para los oyentes más pequeños y cualquiera que quiera escuchar otros formatos de las reconocidas composiciones.

Así, que desde hace algunos días se encuentra disponible en plataformas digitales, el primer sencillo en promoción de Los Prisioneros Kids, con «El baile de los que sobran» en código «peque». Se trata, además, de un anticipo de lo que será el disco completo que tendrá doce tracks y saldrá durante septiembre.

Sobre cómo surgió la idea, el músico Juan Pablo Cabellos, señala que «mi hija escucha Bob Marley Kids, y al ver su reacción, se me ocurrió la idea de versionar el single que viene ahora, ‘El baile de los que sobran’. Lo hice en versión para guaguas, me quedó gustando el sonido que logré, con cosas muy simples. Entonces en febrero decidí comenzar el trabajo de un disco. Y con mi amigo Pato, que siempre quisimos hacer algo juntos -dada la casualidad que los dos somos padres-, nos pusimos a trabajar de cabeza en el proyecto. Pato a dibujar, y yo a grabar».

Asimismo agrega que la producción «es un aporte a la sociedad, eso es lo que más nos llena. Ojalá el Ministerio de Educación nos pueda ayudar, ojalá la SCD, todas las instituciones grandes pueden apoyar este proyecto pequeñito, pero súper bueno e interesante, porque Los Prisioneros son conocidos en toda Latinoamérica. Creemos que vamos a dar un gran paso como artistas, en lo personal y profesional. Vamos a sorprender».

Este lanzamiento de Gypsy Kids, también estrena su propio sitio web, donde yace todo un universo pensado para niños, papás y fanáticos de la música, que podrán descargar láminas originales, canciones y arreglos de las composiciones.

«Creemos que va a funcionar súper bien, porque hay una junta generacional. Que es el papá que quiere enseñar y entregar sus gustos a los hijos, pero que a la vez, le guste a la niña o niño. También lo veo como música para las educadoras de párvulos y para los profesores de educación básica. La música de Los Prisioneros es súper simple, y eso como arreglista me sirvió mucho. Casi todas la notas están en tonalidad mayor, con metalófonos, guitarras y teclados», resume «Gypsy» Cabellos.

Print Friendly, PDF & Email