Este domingo, a los 69 años, falleció el cantante nacional Boris González Reyes, conocido popularmente como «Zalo Reyes», quien con más de 50 años de trayectoria fue todo un ícono de la música chilena como un cultor de la «canción cebolla». El «Gorrión de Conchalí» estuvo internado a principios de mes en el Hospital Clínico de la Universidad de Chile debido a complicaciones derivadas de la diabetes, habiendo recibido el alta hace unos días.

Zalo Reyes tuvo sus primeros pasos artísticos en su natal Conchalí, en donde ganó un festival de un centro de madres, en 1967. Posteriormente, en los setenta, se presentó en diversos escenarios populares con un repertorio de Lucho Gatica.

Con el grupo Espiral grabó su primer éxito «Una lágrima y un recuerdo», para luego desarrollar una discografía con material propio y reversiones. Entre sus más conocidos hits destacaron «Una lágrima en la garganta», «Mi prisionera», «Un ramito de violetas», María Teresa y Danilo», «Motivo y razón», entre otros. Su disco «El rey de tus sueños» (1987) obtuvo disco de platino.

El artista, además, participó de diversos programas de televisión como «El festival de la una» y «Sábado Gigantes», así como también del Festival de Viña del Mar y el show mexicano «Siempre en domingo».

Print Friendly, PDF & Email