«Esto (no) es un testamento» es una obra de teatro documental y biográfico que pone en escena los más de 60 años del Teatro ICTUS, a través de las historias personales de sus protagonistas. Allí, María Elena Duvauchelle, José Secall y Paula Sharim serán los encargados de escarbar en sus recuerdos para intentar reconstruir la historia de la compañía y de paso revisar también la historia del país. Además, Nissim Sharim participa activamente, aunque sin estar arriba del escenario.

Por primera vez en este tiempo, los personajes cuelgan sus vestuarios y las personas aparecen ante el espectador sin la protección de la ficción. Revisan sus vidas, teatrales y personales y los desdibujados límites entre ambas, tejiendo así un relato que cruza la historia pública, con la privada y la nacional. ¿Es posible separar la vida de la obra? ¿Cómo opera el recuerdo y su límite entre la realidad y la ficción? Son respuestas que se trabajan en este ejercicio de memoria donde será clave la evaluación del paso del tiempo.

Paula Sharim, uno de los protagonistas, «luego de celebrar nuestros 60 años, empezamos con una innovación metodológica, abrimos nuestras puertas y nuestro grupo comienza a trabajar en un género que es el teatro documental. Consideramos es lo más adecuado para seguir celebrándonos y revisar la historia de 60 años de la existencia de este lugar, de este grupo tan grande y hermoso de gente que construyó lo que Ictus es hoy».

La obra construye un relato episódico y dividido en tres partes: los años previos, durante y después de la dictadura. Con fotos, cámara en escena y testimonios, el elenco aborda riesgos, conflictos, miedos y dolores.»No queríamos que la obra fuera solo un homenaje o una revisión histórica», comenta el co-director Ítalo Gallardo, mientras que Pilar Ronderos agrega que «queríamos buscar la humanidad de esos actores, también sus lugares oscuros, desmitificar el carácter sagrado del teatro, no ser políticamente correctos y reflexionar en torno al paso del tiempo en este oficio».

La legendaria compañía, la más longeva del país, sale por primera vez del Teatro Ictus y su Sala La Comedia para llegar a GAM, con un trabajo inédito y junto a la colaboración de la compañía La Laura Palmer. Las funciones serán desde el 30 de junio hasta el 29 de julio, de miércoles a sábado, a las 21 horas, en la Sala N1. La entrada general es de $6.000 y para tercera edad y estudiantes de $3.000.

Print Friendly, PDF & Email