«‘Kaj si brat’ es una expresión de los gitanos de Shutka (comuna de Shuto Orizari, Macedonia del Norte), que se puede traducir como: ‘hola mi hermano'», comenta Rodrigo Latorre, cabeza fundadora de Balkandino, la nueva brass band de Chile pa’l mundo que promete fiesta pura y dura con su vivaz mezcla de jazz, rock, reggae, ska y folclores del mundo.

«Esta (‘Kaj Si Brat’) es la forma de entrar y describir uno de los guetos más fascinantes de la cultura gitana del Este de Europa. Shutka es la meca de los gitanos underground», comunica Rodrigo sobre este nuevo single que le sigue a su altiplánico y festivo debut «Me voy me voy».

Ambas canciones forman parte de un álbum de 12 tracks que pronto estará disponible en las plataformas digitales. Por lo pronto, con ambos adelantos, ya se puede apreciar la concepción internacional del disco, inspirado en gran parte por un viaje realizado por Rodrigo a través los Balcanes, tras finalizada la última gira de La Mano Ajena por Europa. «Los viajes son para mí la partida de experiencias creativas. Siempre voy con la grabadora lista, más un cuaderno para hacer escritura y registro de ideas para nuevas letras, bocetos de melodías, dibujos, etc», expresa el artista.

Sobre los diversos elementos que inspiraron «Kaj Si Brat», Rodrigo recuerda que «viajamos hasta Skopje con mi compañera, con la intención de visitar este poblado, el cual está en las afueras de la ciudad. Desde el momento que bajamos del bus, sentimos las miradas y cuchicheos de los gitanos. Recorrimos sus calles, las casas eran pequeñas y muy kitsch, columnas romanas, fuentes, rejas de fierro forjado muy barrocas, alfombras turcas colgadas por todos lados y los muros internos de los colores más extravagantes que puedes imaginar».

El sonido de esta nueva canción se inspira en el «tallava», «género de electro pop de Albania, Macedonia y Kosovo». Marcelo Carrasco fue la persona a cargo del beat machine que acerca la original sonoridad de «Kaj Si Brat» al trap. Por su parte, el canto fue compartido junto a Natalia Ramírez, a quien Rodrigo considera «la voz más versátil del jazz chileno. Así entre tallava, trap, funk y hip hop, se armó el tremendo mambo».

De momento, Balkandino contempla realizar un concierto de lanzamiento para su álbum homónimo que concentre en grande la energía de la gente, con su original sonido andino mezclado con el elemento moro y andaluz que Rodrigo asegura «está tan presente en nuestra identidad latinoamericana, que ha sido escondido y menospreciado por años». Y así, con un llamado a chilenos y chilenas a lo largo de todo el territorio nacional, Balkandino invita a recordar que «somos tan andinos cómo los pueblos altiplánicos. Aunque no nos demos cuenta, nuestra vida ha pasado entre dos cordilleras, es parte de nuestra naturaleza».

Print Friendly, PDF & Email