Balance #Viña2019: «El desafío es tener un artista nacional relevante abriendo una noche del festival»

De izquierda a derecha: José Antonio Edwards, Virginia Reginato, Pablo Morales. Foto: Agencia Uno - Festival de Viña

El pasado viernes 1 de marzo, previo a la última noche del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar 2019, los productores ejecutivos de los canales organizadores, José Antonio Edwards (TVN) y Pablo Morales (Canal 13), además de la alcaldesa de la ciudad jardín, Virginia Reginato, realizaron un positivo balance de la 60° edición del certamen, que tuvo como novedad el inicio de la alianza TVN – Canal13 – FOX, que se extenderá hasta la versión de 2022. En este punto la jefa comunal indicó que «ha sido un festival a la altura de los 60 años».

Asimismo, Morales detalló que «hemos construido un equipo sólido, generoso, leal, trabajador, profesional, y eso cuesta armarlo en tan poco tiempo y más cuando los canales son competidores (…) Ha sido un relacionarnos con la audiencia muy bueno, muy rico. Hemos roto tendencias hacia la baja en término de consumo, y eso nos tiene muy felices, porque en una industria donde cada día hay menos gente viendo tele, fuimos capaces de no solo tener un cambio de alza, sino también mas consumo».

Según cifras de los productores ejecutivos, la sintonía se elevó en un 20%, con un promedio de 30.8 puntos conjuntos entre ambos canales, números que no se registraban desde 2011. «Tener un equipo cohesionado es la clave para tener esos resultados», explicó Edwards. Y uno de los factores que llevaron a este alza, fue adelantar el horario de inicio de la transmisión televisiva, que se concretó a las 21.35 horas, mientras que la hora de finalización del espectáculo fue a eso de las 3.15 horas en promedio. «La competencia también ha estado en horarios de alta sintonía, marcando más de 20 puntos (…) Hemos eliminado todo material que pueda retrasar el horario de finalización Festival, en pos precisamente de que toda la gente pueda ver el festival completo. Sabemos que es una fiesta familiar», comentó el ejecutivo del canal público.

En este aspecto, los tiempos de presentación de los artistas que abrieron la noche fluctúo entre los 70 y 90 minutos, siendo el más largo el del mexicano Marco Antonio Solís, con un total de 105. «Lo que nos propusimos, lo cumplimos… en base al rigor, a cumplir los tiempos, a eliminar todo lo que no sirva propiamente al show. Es un avance que el festival esté siempre en los horarios de alta sintonía», agregó el ejecutivo de Canal 13. Otro de los factores al que se atribuye el éxito del certamen es a la variedad de estilo de los artistas que dijeron presente en la Quinta Vergara, tanto en los números musicales como en el humor, lo cual trajo cada noche una gran heterogeneidad de público. «Este festival ha dado grandes lecciones arriba del escenario, y eso es muy bueno (…) Ha sido un festival muy suelto, muy tranquilo», apuntó Edwards.

LOS ANIMADORES Y LA TECNOLOGÍA

Viña 2019 también fue el debut de la dupla televisiva conformada por Martín Cárcamo y María Luis Godoy, quienes en su primera vez juntos pasaron la prueba, según los productores ejecutivos, quienes a pesar de que deben someterse a un proceso de evaluación, manifestaron su intención de que continuaran siendo parte de esta fiesta. «Quiero destacar que fueron unos animadores de primera, me encantó. Ellos fueron muy relajados, son muy afiatados, personas muy cercanas, de mucha humildad y mucha sencillez», opinó la jefa comunal.

«Son personas muy similares, muy trabajadores, muy disciplinadas, muy mateos, muy estudiosos, muy rigurosos a la hora de enfrentar un nuevo desafío, y la verdad es que enfrentaron Viña con un profesionalismo único, pero adicionalmente con una ganas y una energía maravillosa, se llevaron bien desde el minuto 1. Han sido de una generosidad única, muy cómplices, de una soltura y espontaneidad increíble», señaló al respecto Edwards, mientras que Morales opinó que «lo han hecho extraordinario, han superado todo lo que hemos esperado (…) Toda la gente que hace bien las cosas merece tener nuevas oportunidades. Martín y Mari han tenido un trabajo de dupla como que hubieran venido trabajando hace mucho tiempo y eso nos tiene muy contentos».

Foto: Agencia Uno – Festival de Viña

Este año, además, también las novedades tecnológicas se tomaron la pauta, con la incorporación de cámaras inéditas en las transmisiones de eventos en Chile, pantallas de alto pixelaje, además de una moderna escenografía, la incorporación de publicidad virtual y hacer partícipe al público de la votación en las competencias internacional y folclórica. La idea para el próximo año es llegar al 4K y numerar la galería, tal como se hizo este año con la división de una parte de esta, con el objetivo de darle al público «una mayor comodidad» a la hora de presenciar el show y así evitar las largas filas para optar por un asiento. «A la galería van personas de todas las edades, la idea es que la gente tenga la tranquilidad de tener su número para ver el espectáculo», complementó Virginia Reginato.

ESPACIO PARA MÚSICA CHILENA

Una deuda pendiente, a juicio de los medios y los propios artistas, fue la escasa representación de la música chilena en los 60 años del festival de Viña del Mar, que en esta oportunidad tuvo como única exponente a Camila Gallardo, quien además fue parte del jurado. Ante ello, se planteó en esta conferencia, la posibilidad de incluir la «noche chilena» al espectáculo, que tuvo su última edición en 2013, con una parrilla que incluyó a 31 Minutos, Bastián Paz, Francisca Valenzuela y Jorge González. Una opción que Pablo Morales descartó.

«Durante años estuvo la experiencia de la noche chilena, pero tenía muy mal resultado en la venta de entradas, porque como la gente tiene acceso a todos los artistas cotidianamente, no tiende ir a verlos. Por lo tanto al artista chileno hay que protegerlo con un artista internacional que ayude en la venta de entradas. Hay que pensar en el rating pero también en llenar la Quinta Vergara (…) Los Backstreet Boys la ayudaron mucho a Cami… Ella todavía no es capaz de llenar un Arena. En diciembre solo hizo la mitad, solo puede vender cuatro mil o cinco mil tickets, de los 12 mil que se necesitan en la Quinta Vergara (N. de la R: Camila Gallardo hizo sold out en su concierto del 16 de diciembre pasado en Movistar Arena)», expresó.

Siguiendo con esta temática, agregó que «hay que tener cuidado con la noche chilena. Eso sí y como lo hablamos, nosotros esperamos que nos evalúen durante los cuatro años, y al finalizar, puedan decir que aquí efectivamente hubo una promoción a la música nacional, y en eso, vamos a tener artistas nacionales todos los años y vamos a tratar de darle la mayor relevancia posible… Además, volviendo al tema del homenaje a Lucho Gatica, participó una gran cantidad de artistas chilenos (Beto Cuevas, Américo, Claudia Acuña, Francisca Valenzuela, Denise Rosenthal), que ayuda a la construcción de un tema en la música nacional. Viña nunca le había hecho un homenaje a un artista tan grande como Lucho Gatica».

Foto: Agencia Uno – Festival de Viña

En tanto, José Antonio Edwards fue más específico y manifestó que «la idea es mirar Viña con luces altas y no con luces bajas, esa es la idea de que planteamos desde el comienzo: como un proyecto a cuatro años. Y en ese sentido, nosotros tenemos contemplado el poder tener presencia nacional, obviamente… Vamos de a poco viendo los distintos escenarios, también hay artistas chilenos que no han querido participar de Viña, y que ahora andan diciendo ‘bueno, tal vez, puede ser, por qué no’, y creo también que esa seducción que nos planteamos con la industria musical año a año como desafío es algo también que va a influir que ciertos objetivos se vayan cumpliendo en pos de hacer crecer el festival».

Y entre los desafíos, precisamente, se encuentra cumplir con una mayor visibilidad a los exponentes nacionales. «El desafío es seguir mirando ese horizonte que tenemos al final del camino: de tener a los artistas más relevantes del escenario internacional latino al que podamos acceder y tener. Hoy tenemos artistas que están sonando muy fuerte en radio y grandes éxitos, y la idea es seguir el camino de tener artistas que convoquen audiencias masivas, que puedan participar y que también tener las nuevas tendencias de la música, y ojalá como desafío tener un artista nacional relevante abriendo una noche del festival 2020. Eso nos encantaría«, finalizó Edwards.

Por otra parte, tras la conferencia, se confirmaron las fechas para el Festival de la Canción de Viña del Mar 2020, que se realizará entre el domingo 23  y el viernes 28 de febrero, con la Gala Oficial programada para el 21 del mismo mes; mientras que en abril se constituirá la primera comisión para hacer una evaluación más en detalle en los distintos aspectos, así como en la ratificación de los animadores.

Sobre Miguel Yáñez Hernández 1263 Artículos
Director agendachilena.cl, periodista PUC. Difusor de la música chilena y fanático del fútbol. Busca descubrir cada día historias, personajes, lugares, situaciones y recuerdos. Asiduo a la investigación y estadística.