A 15 años del primer reality show de la televisión chilena, Protagonistas de la Fama

La noche del domingo 5 de enero de 2003 se inició uno de los mayores hitos de la televisión chilena: Canal 13 trasmitía el capítulo estreno del primer reality show de la industria nacional. Se trata de “Protagonistas de la Fama”, al cual ingresaron 14 jóvenes de entre 18 y 27 años con el sueño de participar en una teleserie del hasta ese entonces canal católico, que era uno de los premios a entregar a los dos ganadores del certamen. Hito, porque fue un género que estuvo vigente por más de una década; y otra razón, porque fue uno de los programas pioneros para descubrir nuevos talentos.

Todos ellos ingresaron a una casa-estudio, en donde tenían que estar desconectado de toda la realidad exterior, enfrentándose a distintas situaciones cotidianas que ocurrían al interior, y con el deber de cumplir cada día con clases de actuación dictadas por Fernando Gallardo, Vasco Moulian y Ángel Torrez, aprendizaje que era evaluado semanalmente con distintas pruebas de talentos, donde el de menor calificación por el jurado era el “amenazado por actuación”, quien se sometía al veredicto del público ante el “amenazado por convivencia”, votado por sus propios compañeros, para determinar quién seguía o quién se iba del programa dirigido por Nicolás Quesille y producido por Sergio Nakasone.

La primera prueba trataba sobre una escena de la teleserie “Cerro Alegre”, en donde Álvaro Ballero fue el amenazado por actuación, mientras que la mejor evaluación la recibió Jorge Olivares, que al igual que las otras pruebas, se ganaba la denominación de “protegido”, es decir, sus compañeros no podían nominarlo en el “Cara a cara”. La primera amenazada por convivencia, así, fue Carlalí Villalba, quien a la postre fue la primera eliminada de la casa-estudio por la votación de los televidentes, con un 56,7% de los sufragios.

“La dinámica del cara a cara, que era el motor de conflicto e historias del reality. En ese entonces, los jóvenes ya venían seteados de alguna forma. Fue inocente, pero súper verdadero, los chicos eran lo eran”, resumió hace unos meses Sergio Nakasone a Mentiras Verdaderas.

Luego, llegó el turno de salir para Juan Ignacio Reyes en una estrecha votación ante Janis Pope (50,16% vs. 49,84%), y así después Juan José Alvear, Consuelo Inostroza y Francesca Rojas. Posteriormente, reingresaron Reyes y Rojas, y la acción siguió. Janis Pope y Juan Ignacio serían los siguientes eliminados, para seguir con Jorge Olivares, Francisco Moller, Francesca Rojas, Elizabeth Hernández y Gerardo del Lago. Y así se llegó al 8 de abril de 2003, con cuatro participantes a la final: Aline Blanc, Álvaro Ballero, Catalina Bono y Óscar Garces, los dos últimos nunca en riesgo de ser eliminados.

El programa fue uno de los puntales de la remontada de Canal 13, junto con la teleserie Machos, marcando casi 40 puntos de sintonía. Las pruebas de actuación, las peleas y relaciones amorosas entre los participantes, los arreglines para sacar a uno u otro eran pan de cada día, y concentraba el interés de la audiencia, incluso de quien escribe, que tenía entre 12 y 13 años en ese entonces.

Entre los episodios más recordados, eran Ballero hablándose así mismo a las cámaras, los romances entre él y Janis Pope, además de Catalina Bono y Francisco Moller, esta última pareja felizmente casada. La recordada pelea entre Jorge Olivares y Juan José Alvear en el “Cara a Cara” y también la del propio Olivares con Óscar Garcés, a causa de la mencionada anteriormente, en donde se vociferaron palabras como “te encuentro patético” y “futbolista de segunda división”. Incluso, el grupo de hasta ese entonces, grabó para la versión de Viña del Mar 2003 la canción principal del concurso, “La Meta Final”, de Polémika Miró.

Finalmente, los ganadores fueron Catalina Bono (55,67%) y Álvaro Ballero (53,79%). Sin embargo, este último le cedió el contrato para actuar en una teleserie a Óscar Garcés. Y así fue como Bono apareció en “Hippies” y “Quiero”, y Garcés en “Machos”. A 15 años algunos se mantuvieron en el rubro, mientras que otros se alejaron definitivamente.

¿EN QUÉ ESTÁN?

El más mediático, Álvaro Ballero, quien al salir del reality grabó un comercial para una empresa de telefonía, y durante años perteneció al equipo creativo de Canal 13 junto a Sergio Nakasone. Tras ser desvinculados ambos, Álvaro decidió retomar la carrera de publicidad. En tanto, Janis Pope, ocasionalmente rotó por paneles de TV y realities, ahora se dedica al área de la belleza y a administrar una panadería junto a su esposo en Argentina.

Catalina Bono siguió en el arte y compatibiliza su carrera de actriz en una compañía de teatro infantil con la música, en donde recientemente estrenó su segundo álbum “Cae el mar”. A pocos meses del reality, interpretó el tema central de “Protagonistas de la Música”, compuesta por el productor Juan Andrés Ossandón. Hace años vive en España junto a su marido Francisco Moller, quien se dedica al empresariado.

Óscar Garcés alterna en los medios, con actuaciones en otros realities, y haciendo stand up comedy, misma veta que explotó Gerado del Lago, quien también dicta charlas y obras de teatro capacitacionales. Elizabeth Hernández también es actriz y es parte de la compañía “LACAQULETEATRO”, especializada en educación y prevención; Juan Ignacio Reyes se dedicó a la producción; Aline Blanc la publicidad; Jorge Olivares a una empresa de pintado de casas; y Juan José Alvear a la producción de eventos; Carlalí Villalba ejerció en el equipo periodístico de “Buenos días a Todos” y ahora alterna entre azafata y actuación; Consuelo Inostroza estuvo en la FACH y ahora emprende en repostería; mientras que Francesca Rojas está radicada en España.

Sobre Miguel Yáñez Hernández 1109 Artículos
Director agendachilena.cl, periodista PUC. Difusor de la música chilena y fanático del fútbol. Busca descubrir cada día historias, personajes, lugares, situaciones y recuerdos. Asiduo a la investigación y estadística.