Hotel Julieta ya cuenta con su primer disco: “Es un lugar imaginario donde te entregas a hacer cosas”

Cuando Matías Schulze, en junio de 2015, se disponía a cantar “Last Nite” de The Strokes en su primera audición en “The Voice Chile” sus compañeros de banda Eduardo Ramírez (bajo) y Tomás Ledoux (guitarra) buscaban un nombre para un proyecto musical que se armaba casi en paralelo, porque de alguna manera el vocalista tenía que presentar la marca. “Se nos había pasado ese detalle, así que empezamos a seguir la línea de cómo nos llamaban, cosas así como radiales. Y de ahí, salió Hotel Julieta que son una H y una J en código radial”, afirmaron a agendachilena.cl

Desde ese momento, optaron por englobar el concepto de “Hotel” hacia una casa imaginaria para poder componer y disfrutar, invitando de cierta forma al público a bailar y relajarse. “Es un lugar donde pasa todo lo que nosotros queremos. Nosotros decidimos qué mierda pasa en el Hotel Julieta”, agregaron en una entretenida y distendida entrevista tras uno de sus show en vivo, antes del lanzamiento del disco.

¿Y qué debe ocurrir?

Lo que tú quieras. Todo lo aceptamos. Puedes bailar tranquilo, cantar o gritar. Es donde te entregas a hacer cosas, es una invitación a que se desinhiban, a bailar como ustedes quieran.

¿Y cómo atienden a sus pasajeros? ¿La entrada tiene algún costo?

Es gratis, y si quieres dejas propina (ríen), porque llevamos atendiendo hueones hace rato. Más que nada es pasarlo bien, relajarse y dejarse llevar, presentando un mundo imaginario en el cual sumergirse.

El paso de Matías en la primera temporada de “The Voice Chile” trajo bastante satisfacciones para el grupo, ni tampoco fue casual, ya que su aparición siempre tuvo como objetivo “potenciar la banda y nunca mi imagen, porque ni siquiera tengo una fan page con mi nombre. Fue todo en pos para que la banda surgiera y fue brutal, porque apenas se subió el capítulo, mucha gente nos buscó y se metió para vernos y escucharnos”, comentó el protagonista.

Eso no sería todo, ya que se hicieron una página en Facebook casi en tiempo real, y de ahí, el fenómeno explotó cuando publicaron sus primeros dos singles “Amores contingentes” y “Como la Luna y el Sol”, sumando un alto nivel de visitas a través de YouTube y Spotify, luego de hacerse conocidos mediáticamente.

Ese mismo año, continuaron presentando nuevas producciones, como “Imágenes” y “Señal”, en un proceso de rodaje que fue “bastante vertiginoso, la verdad, porque sacamos las canciones un poco a la marcha por así decirlo. Ya había una serie canciones que fuimos arreglándolas y sacándolas como material, para ir manteniendo la atención. Sacar un disco al tiro no es bueno, la estrategia fue generar un hito con un single para después hacer otros tipos de cosas, como shows”, resumieron.

En total, su disco debut recién estrenado, se compone de ocho canciones, producido por la misma banda junto a Cristian Mendeville. Fue grabado en los estudios Triana, mientras que la mezcla y la masterización quedaron a cargo de Arturo Zegers y Chalo González, respectivamente. La autoría de las letras recae principalmente en Schulze, inspirándose en sus vivencias. Ante la consulta de estas, la voz respondió que “muchos me dicen que de amor o desamor, pero en general es no trato de hacerlo, porque voy por otras cosas y nuevas fuentes de inspiración, como aquellas cosas que le han pasado a personas externas a mí. Voy recolectando siendo un contador de historias”.

¿Cómo lo han hecho para aumentar su público?

Es dificil, pero se va logrando que un mayor número de personas te conozca. Creemos en el proyecto, si llegamos a la gente, esta va a prender, baila como les gusta y cantar. Es mostrarse, subirse al escenario y que nos vean en vivo, porque muchos no pueden por distintas razones, o encontrarnos por sorpresa. Queremos cautivar a la gente, que les guste el show, los temas, el ritmo, el VIP. Estamos más en la onda de la música chilena, subirnos a cantar en español, que el público se identifique y nos entienda.

¿Y cómo ven el panorama actual de la música chilena?

Un poco aburrida, porque pocos se atreven a hacer cosas realmente nuevas. Falta que sean más novedosos, ruptiristas, se trata de romper esquemas. Tienen que mover la raja, porque todos se quedan parados; si cantas rock no puedes estar así mientras la gente baila.

Para finalizar, sus proyectos son altos, ya que un disco le abre mayor posibilidades de postular a proyectos y poder llevar su música a todos lados. El objetivo recorrer festivales y Latinoamerica en el corto o mediano plazo.

Sobre Miguel Yáñez Hernández 912 Artículos
Director agendachilena.cl, periodista PUC. Difusor de la música chilena y fanático del fútbol. Busca descubrir cada día historias, personajes, lugares, situaciones y recuerdos. Asiduo a la investigación y estadística.